Cómo instalar paneles solares en tu finca. Principales beneficios

Posted on Posted in Fincas y Terrenos en venta

Cómo instalar paneles solares en tu finca. Principales beneficios

articulo - selectra 2

Instalar paneles solares en una finca permite su propietario producir su propia energía.

El sistema de autoconsumo se compone de paneles solares y otros componentes necesarios para su funcionamiento y conexión: conectores, cables e inversores. Asimismo, puede contar con un sistema de almacenamiento de energía de manera opcional, la batería de litio.

A continuación te indicamos los pasos a seguir para instalar paneles solares en tu nueva finca y los beneficios que aportará a la misma.

Pasos a seguir para instalar paneles solares en una finca

  1. En primera instancia, hay que comprobar de cuanto sitio se dispone, para hacernos una idea, se requieren de entre 5 a 8 metros cuadrados por cada kWp de paneles que se quieran instalar. Además, para maximizar la generación de energía se recomienda que cuenten con una inclinación de 30 a 40 grados
  2. A continuación será necesario dimensionar la instalación fotovoltaica, es decir, crear un proyecto que autoconsuma de manera instantánea el máximo de energía posible, sin producir demasiado excedente. En este punto, se tendrá que tener en cuenta el consumo que se tendrá en cada momento del día, y calcular las placas solares necesarias, basándose en ello
  3. Elegir la empresa encargada de la instalación no es una tarea fácil. Es imprescindible alejarnos de aquellas que nos manden un presupuesto sin realizar un estudio de consumo previo, pues es imposible que sea la propuesta más óptima.
  4. El precio de las placas solares rondará entre los 600 y los 800 € por metro cuadrado, incluyendo el equipo, los componentes y la mano de obra necesaria. Sin embargo, el precio final dependerá de si la finca puede acceder a la red de distribución o no, si no se tendrá que instalar una batería de litio, que aumentará el presupuesto.

Beneficios de instalar paneles solares en una finca

Una de las principales razones por las que los propietarios de fincas se decantan por la instalación de paneles solares es para ahorrar en su factura de luz. Ahora bien, también representan una solución sostenible para aquellos terrenos aislados, que no pueden conectarse a la red de distribución para disponer de luz.

Cabe destacar que, al generar la propia electricidad para el autoabastecimiento, se puede tener un mayor control sobre el precio de la energía, y sobre todo, una mayor protección contra sus incrementos e inestabilidad.

Amortización de la instalación fotovoltaica en una finca

La instalación fotovoltaica tiene un plazo de amortización medio, gracias a las diferentes ayudas que viene proporcionando el Gobierno desde 2019, con el objetivo de cumplir los objetivos renovables establecidos por la Unión Europea.

Para solicitarlas, será necesario dirigirse a la web de la comunidad autónoma o ayuntamiento correspondiente, y cumplir con los siguientes requisitos:

  • Disponer de un presupuesto para la instalación de placas solares
  • No haber solicitado ninguna subvención previamente
  • Cumplir con los requisitos máximos y mínimos de potencia instalada

Además, se pueden distinguir dos tipos de subvenciones:

  • Subvenciones sobre el precio de la instalación: Que ofrecen una ayuda de normalmente el 50% sobre el precio de la instalación fotovoltaica y la mano de obra. Pese a que suele ser la opción más beneficiosa para el usuario, tienen una duración predeterminada que dependen de la gestión de presupuestos de cada comunidad
  • Reducción del IBI: Que ofrece una disminución del entre un 30 y un 50% sobre el Impuesto de Bienes Inmuebles
Si te ha gustado el artículo por favor compártelo...Buffer this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestPrint this pageEmail this to someone